La locación: el Desierto de Atacama en Chile; el momento: el día en el que la tierra estuvo más próximo al sol y una experiencia organizada por Sol para ascender hasta la cima del Cerro Toco, y convertirse en la cerveza más cercana al sol. 

Una vez al año, la Tierra se sitúa en el perihelio, es decir en el punto de mayor proximidad al sol, y este año se produjo el 3 de enero a una latitud entre 22,7 y 28 grados. En ese momento, ningún lugar de nuestro planeta estuvo más cerca del sol que el Desierto de Atacama en Chile. Es por ese motivo, que la marca eligió esta locación a nivel mundial para organizar una expedición que incluyó la subida hasta la cumbre del Cerro Toco a 5.604 metros de altura para convertirse en la cerveza más próxima al sol.

Para Juan Guilera, actor y embajador de la marca: “Lo que hicimos fue una hazaña inolvidable, ya que escalamos uno de los cerros más reconocidos de nuestro continente, nos adaptamos a la gran altura, y conectamos fuertemente con la energía solar en una fecha donde literalmente y sin exagerar estuvimos más al límite con el sol que nunca”. Es que además de escalar el Cerro Toco, que es un antiguo volcán dormido, la aventura continuó por otros puntos claves del Desierto de Atacama: los Geysers del Tatio y el Valle de la Luna.

Delfina Ferrari, traveller y fanática de estas aventuras, contó más detalles del viaje: “Explorar los paisajes lunares de este valle maravilloso en Atacama, y terminar el día con un atardecer fuera de serie rodeada de un grupo de gente llena de buena energía, fue una de las postales que me llevo de recuerdo de esta aventura”.